IFE 2023: Solicitud en Análisis: ¿Qué significa?

En la mañana de hoy, a través de la emisión de Crónica HD, la Doctora Tamara Bezares se refirió al tema del incremento de ingresos destinado a los trabajadores informales.

En su calidad de panelista en el programa “Tiempo Real”, la mencionada profesional aportó claridad en relación a las incertidumbres que rodean la tramitación del nuevo Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) ante la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES).

Ante la creciente cantidad de consultas recibidas, la abogada proporcionó una detallada explicación sobre los procedimientos a seguir cuando la solicitud se encuentra en proceso de análisis.

IFE: SOLICITUD EN ANÁLISIS ¿Qué quiere decir?

– Solicitud en analisis: significa que aún no concluyeron los cruces de información con la AFIP, Migraciones, registros de propiedad y autos y otros para saber si la persona puede cobrar el beneficio o no.

REQUISITOS PARA PEDIR EL REFUERZO

El refuerzo de $94.000 que se pagará en dos cuotas iguales y consecutivas desde el próximo mes, se anunció como un beneficio para todas las personas que no tienen trabajo, o que tienen ingresos muy bajos por encontrarse realizando “changas” o cualquier tipo de ocupación informal, pero, además, la ANSES realiza un análisis sobre cada solicitante y existen varias razones por las que te pueden rebotar cuando intentás inscribirte, a saber:

Tenés obra social, o cualquier otra cobertura de salud, esa simple razón, aunque lo tengas gracias a otra persona que también tiene ingresos bajos (un jubilado de la mínima, por ejemplo), te deja afuera.

Para saber si realmente una persona se encuentra incluida en el “Padrón de Beneficiarios de los Agentes Nacionales del Seguro de Salud”, podés ingresar desde acá. Es posible que no cuentes con cobertura, pero que la baja no se haya tramitado correctamente, si alguna vez tuviste, y por eso, te estés quedando afuera del beneficio.

El resto de las razones:

  • Tenés ingresos registrados, es decir, un trabajo formal, ser monotributista, autónomo, etc.
  • Tenés más de 64 años. Se espera que este universo de personas, en cambio, tramite una jubilación.
  • Sos titular de alguna asistencia del Estado. No ser titular de la Asignación Universal por Hija e Hijo (AUH), Asignación por Embarazo, Progresar o Prestación por Desempleo ni de programas sociales como Potenciar Trabajo, entre otros.
  • Tenés algún automóvil a tu nombre que tiene menos de 10 años de antigüedad (no aplica a motocicletas).
  • Tenés tarjeta de débito o alguna billetera virtual que muestre que gastaste lo mismo que o más que $90.000 entre junio y julio.
  • Tenés una tarjeta de crédito con consumos acumulados por $120.000 (se suma junio y julio)
  • Compraste moneda extranjera o cualquier otro activo financiero en los últios 6 meses
  • Tuviste un plazo fijo durante junio o julio.
  • Tenés entre 18 y 24 años, y tus padres o tu grupo familiar reúnen más de 3 salarios mínimos ($354.000).

Deja un comentario